jueves, 7 de abril de 2011

Un trabajo muy sucio

Este me lo leí antes que el de "Las hijas de Tara", pero me daba un poco de pereza hacer la reseña, asi que con el tiempo se ha ido alargando alargando y mira, aqui lo teneis hoy:


Título: Un trabajo muy sucio
Título original: A Dirty Job
Autor: Christopher Moore
Número de páginas: 352
Editorial: Factoría de ideas
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788498003512
Año de edición: 2007
Precio: 19,95€





Sinopsis:

Charlie Asher es dueño de un edificio en San Francisco, tiene una tienda de objetos de segunda mano y está casado con una mujer guapa e inteligente que lo quiere por ser tan normal. Sí, a Charlie le van bien las cosas... hasta el día en que nace su hija, Sophie. Justo cuando se dispone a irse a casa, ve junto a la cama de su mujer a un extraño que asegura que nadie debería poder verlo. Pero Charlie lo ve y, de allí en adelante, comienzan a suceder cosas muy raras: la gente cae muerta a su alrededor, cuervos gigantes se posan en su edificio y parece que, allá donde va, oye susurros de una presencia siniestra. Sí, Charlie ha sido reclutado para un trabajo desagradable pero muy necesario: la Muerte. Es un trabajo sucio. Pero alguien tiene que hacerlo.

Opinión:

El libro me lo dejó una amiga porque le gustó, de lo contrario no creo que hubiera llegado a dar con él.

La historia nos presenta a Charlie Asher, una persona normal (o macho beta, tal y como se define él) con una esposa normal, la cual está a punto de dar a luz a su primera hija, Sophie.
Y será tras el nacimiento de esta cuando empiecen a cambiar las cosas.
Tal y como dice la sinopsis, Charlie ve a un hombre al lado de la cama de su mujer, el cual se supone que nadie devería ver. A partir de ahí, empiezan a pasarle cosas extrañas, como las ya nombradas en la sinopsis, hasta llegar a la conclusión de que se ha convertido en lo que llaman un "Mercader de la Muerte"...
Podría seguir contando más cosas sobre el argumento, pero tal vez os esté empezando a destripar demasiado a aquellos a los que les gustaría leerselo, por lo que prefiero dejarlo así.

La cualidad principal que caracteriza esta obra es, sin duda, la manera de narrarlo que tiene el autor. La historia en sí, puede dar juego,sí, pero tampoco en sobremanera y en ocasiones puede resultar bastante predecible. Por lo que el humor sarcástico del que hace uso el autor, se va a ir convirtiendo en mayor o menor medida en su mejor arma narrativa. Aunque personalmente, a mi la primera mitad no me hizo demasiada gracia, en la segunda hay momentos en los que me reí a mandíbula batiente.

En lo que respecta a los personajes, la verdad es que están bien definidos, pero -en mi opinión- tal vez les podría haber sacado más partido a unos cuantos.
Y, aunque al principio no me acababa de caer bien, los comentarios sarcásticos de Lili se convirtieron en algunos de mis momentos favoritos de este libro. Y la hija también tiene momentos geniales con las abuelas (la una rusa y la otra china) que van a cuidarla.

Respecto al final, en general es un tanto predecible, pero ni ahí se despide de su característico humor y el final final final (¿lo pongo otra vez?) sí que no me lo esperaba. Me sorprendió gratamente.

A resumidas cuentas, es un libro entretenido que te hará pasar un buen rato y reirte otro. Por lo que, aunque debo confesar que al prinicipio me costó un poco arrancar con la historia, sí lo recomendaría. Pero eso sí, no os pongais unas expectativas muy altas sobre él, ya que podríais llevaros un chasco.


Nota:
7/10

4 comentarios:

  1. Lo tengo en casa, fíjate tú. Lo emmpecé hace ya... puuf, pero no me enganchó y lo dejé a medias. Además decían que era taan divertido y que te reías taaanto con él que llegué a traumatizarme porque no me hacía demasiado tilín. Pero si dices que mejora, le daré una segunda oportunidad. :)

    ¡Buena reseña!

    ResponderEliminar
  2. Para un buen rato, pues :) Lo tendré en cuenta.
    ¡Gracias por otra maravillosa reseña!

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía, pero tiene buena pinta.
    Me lo apuntaré para darle una oportunidad más adelante, seguramente me guste, aunque sea algo predecible.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. @Anna: ¿En serio? XD Mira que es casualidad... Y ya, si es que a veces es mejor hacer oidos sordos a lo que te diga la gente. Yo creo que a mi al principio también me decepcionó un poco por eso, me lo pintaron demasiado bien :S



    ¡Muchas gracias por pasaros por aqui y dejar comentario!^^

    ResponderEliminar

Y tú, ¿qué opinas?
¡Gracias por pasarte y comentar! :D