miércoles, 31 de agosto de 2016

¿De vuelta?

¡Buenas!

¿Cómo lleváis el verano? 
Hace ya bastante desde la última vez que publiqué una entrada, pero vengo por fín a quitarle un poco el polvo que estaba acumulando el blog.
Desde la última entrada, he pasado por una mudanza (con las búsquedas de piso correspondientes) que me ha ocupado muchísimo tiempo, que luego se ha encadenado con los trabajos finales de la diplomatura que estoy estudiando, entre otras muchas cosas. A todo eso, sumar que durante la mudanza me hice daño en la muñeca (que a día de hoy aún no está totalmente curada, pero sí muchísimo mejor) y al principio no podía ni coger el ratón del ordenador, ni teclear en él sin que me doliera horrores, además de que los trabajos finales tampoco han ayudado mucho a que se curara (más bien al contrario).
Por otro lado, soy de esas personas que acaban el curso mucho después que el resto, por lo que aunque para algunos el verano ya se está acabando, mis vacaciones están más o menos por la mitad, así que espero volver a publicar cositas por aquí, tranquilamente, al menos lo que queda de ellas.
 Con esta entrada solo pretendo informar un poco de cómo ha sido mi vida estos últimos meses, por si alguien aún se sigue pasando por aquí. Tampoco quiero que todo suene a escusa, simplemente se han ido encadenando una cosa detrás de otra y de repente había pasado un montón de tiempo desde la última entrada que dejé caer por aquí. Tenía otras tantas en borradores casi listas para publicar pero como no lo hice en su día algunas de ellas no creo que salgan ya a la luz, pero bueno, ya veré que se puede hacer con eso. Espero que estéis todos disfrutando de la vida.

¡Nos leemos!